8 de MARZO: DÍA DE LA MUJER, Convivencia

ANTIGUAS ALUMNAS COMPARTEN SUS EXPERIENCIAS

Laura se hace un selfie con su uniforme de enfermera. ¡Lista para atender a sus pacientes!

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer, nos han visitado nuestras antiguas alumnas Laura Alhama, Míriam González, Ana Jiménez, Eva Mª Moreno, María Ruiz y Ruth Speight. Todas ellas se encuentran en la actualidad haciendo estudios superiores y quisieron compartir con nuestro alumnado su experiencia como estudiantes y futuras profesionales.

Ruth (izquierda), en el Sáhara Occidental, posa junto a un acertado lema

Todas ellas hablaron de la importancia de formarse en la sociedad actual y de sus respectivas vocaciones. Laura Ruth (que estudian Enfermería y Relaciones Sociales, respectivamente) comentaron el lado humano de sus profesiones, cómo una persona puede poner al servicio de la sociedad su vocación. Laura nos contó los lazos emocionales que se establecen entre una enfermera y los pacientes y Ruth la situación de la mujer saharaui, ya que colabora activamente por los derechos del Sáhara Occidental.

Además de este aspecto solidario, Eva y María, estudiantes de Medicina, hablaron sobre la necesidad de estudiar con dedicación para alcanzar la nota necesaria para estudiar la carrera que habían elegido, así como la de seleccionar el bachillerato idóneo para desarrollar la vocación.

Eva (izquierda) demostrando que estudiar es, además, divertido

Ana y Míriam, que estudian Relaciones Internacionales y Comunicación e Historia, respectivamente, hablaron de sus dificultades para seleccionar su carrera. Ana descubrió su vocación gracias a la prensa, donde se enteró de la existencia de los estudios que cursa actualmente y Míriam tuvo que superar las presiones de quienes le advertían de la poca salida laboral de su vocación.

Todas coincidían en la importancia de estudiar aquello que nos entusiasme, de formarse para labrarse un futuro y lo gratificante que es devolver a los demás las enseñanzas y el aprendizaje recibidos.

Ana (en el centro) posa junto a otros compañeros y compañeras de su carrera

Hablaron de que, a pesar del alto número de chicas que cursan estudios superiores, esto no siempre se refleja en el mercado laboral, lo que generó una reflexión sobre el papel de las mujeres y de los hombres en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Míriam, en una actividad de campo, examina unos restos arqueológicos

Nuestras antiguas alumnas también mostraron orgullo por sus orígenes, por su barrio, el Campo de la Verdad, y nos emocionaron al agradecer al Santa Rosa de Lima sus años de formación en el instituto. Animaron a nuestro alumnado a estudiar y a perseguir sus sueños, demostrándoles que la vocación y el trabajo, además de labrarles un futuro, les proporcionará una gran satisfacción personal y los hará crecer como ciudadanos y ciudadanas.

María posa orgullosa junto a su madre, pediatra

Nuestro infinito agradecimiento a Ruth, María, Eva, Ana, Míriam  y Laura, quienes siempre serán, de corazón, alumnas del Santa Rosa.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén