Hacía tiempo que nuestro alumnado planteaba la necesidad de aumentar el número de bancos disponibles en el patio del instituto. Esta vieja reivindicación ha sido por fin satisfecha gracias al AMPA, quien ha regalado al centro dos largos bancos de obra de los que podemos disfrutar desde la vuelta de vacaciones de navidad.

Ahora nuestros chicos y chicas tienen espacio de sobra para compartir experiencias y juegos cómodamente en el tiempo de recreo.

Muchas gracias al AMPA por su implicación en la vida del centro y por ser ejemplo de la efectividad de una comunidad educativa unida y participativa.