Durante el recreo, 5 minutos después de que toque el timbre, en el aula de Tecnología podremos compartir juntos diferentes juegos: Diavolo, Swish, Scrabble, Tantrix, Jungle Speed…

A través de los juegos podemos:

  • Divertirnos que no es poco.
  • Analizar reglas y estrategias para jugar mejor lo que supone elaborar las estrategias posibles y elegir de entre ellas.
  • Trabajar en equipo.
  • Manipular de forma autónoma para ganar la partida.
  • Familiarizarnos con situaciones que supongan un reto y sus dificultades.
  • Practicar el ensayo y error.
  • Investigar pautas y comportamientos en el juego

Las normas seguirán siendo las mismas que tenemos cuando estamos en un aula (el bocadillo se comerá en el recreo y la entrada al aula de Tecnología no podrá hacerse después de las 11:45) y por supuesto

NO SE PUEDEN HACER TRAMPAS”

El juego y la belleza están en el origen de una gran parte de la matemática. Si los matemáticos de todos los tiempos se la han pasado tan bien jugando y han disfrutado tanto contemplando su juego y su ciencia, ¿por qué no tratar de aprender la matemática a través del juego y de la belleza?” (Miguel de Guzmán, matemático y docente español).