MI EXPERIENCIA EN SIERRA NEVADA
«Resulta difícil describir la sensación que se vive al pisar y tocar nieve por primera vez en tu vida, y quién lo haya hecho, me entenderá. Este, algo tan sencillo y maravilloso como ver por primera vez nieve, era el sueño por cumplir de muchos de nosotros hasta hace tan sólo unos días. Gracias al esfuerzo de nuestro profesor de Educación Física, Pablo, pudimos vivir esta experiencia, juntos, una experiencia que sin duda alguna, recomiendo a todo el mundo.
Desde el momento en que subíamos al autobús hasta el cual ascendíamos en un teleférico por Sierra Nevada, fue todo una dosis de adrenalina y diversión. No podemos olvidar los buenos ratos que hemos pasado en el viaje de Granada a Córdoba y viceversa, y por supuesto en el hotel, pero debo destacar el tiempo en la nieve.
No hace falta ser un amante de los deportes para disfrutar esquiando, en apenas dos días, he descubierto que el esquí es un deporte en el que concentración y seguridad van de la mano. Cada movimiento puede resultar decisivo, cada paso en falso, una caída, y cada acierto, diversión. Nuestros monitores se ocuparon con empeño de que así fuera. Aunque nos costó, a unos más que a otros, logramos pillarle el tranquillo a eso de colocarse dos largos trozos de madera en los pies y deslizarse por la nieve. Aprendimos técnica y tratamos de llevarlo a la práctica. No puedo decir que no hubo caídas, pero pensándolo bien, fueron necesarias para reírnos y disfrutar tanto como lo hicimos. Analizando el viaje y nuestra experiencia en la nieve tranquilamente, puedo confirmar las claves que ya nos advirtió nuestro monitor, lo que necesitábamos para el viaje era seguridad, aprendizaje y mucha diversión… ¡y así fue!
Iván Pizarro «